search marketing

Nombres adecuados para un hotel según el search marketing

Muchos empresarios no le dan la importancia que se merece, pero el nombre que se le pone a un hotel puede marcar en parte su éxito o su fracaso. El search marketing o marketing en buscadores establece una serie de pautas que no deberían tomarse a la ligera si se desea conseguir un buen impacto con el nombre de un hotel.

Consideraciones previas para escoger el nombre de un hotel

Este es un proceso que no debe hacerse a la ligera. Previamente, se recomienda un estudio basado en consideraciones psicológicas, de marketing y comunicación. Se trata de buscar una palabra única o conjunto de palabras que sean capaces de transmitir toda una filosofía de empresa.

La imagen corporativa de un hotel es todo aquello que el cliente percibe e interpreta por medio de su nombre y logotipo. Si esta imagen es percibida de manera errónea, las consecuencias pueden ser muy costosas de subsanar. Por este motivo, es importante:

  1. Realizar un estudio previo del que va a ser tu público objetivo para poder adaptar el nombre de tu hotel a un concepto perfectamente reconocido por tus consumidores.
  2. Buscar un nombre sencillo y cuya sonoridad sea agradable. Cuando el nombre sea pronunciado en voz alta su poder deberá traspasar los oídos de quien lo escucha.
  3. ¿El nombre de tu hotel es fácil de recordar? Trata de poner las cosas fáciles a tus clientes potenciales. Al fin y al cabo son ellos los que tendrán que recordar el nombre de tu hotel para ponerse en contacto contigo.
  4. Tratar de ser diferentes a todo lo que ya hay dentro de nuestro sector. No trates de copiar a la competencia porque al final pueden confundirte con ella, tanto para lo bueno como para lo malo.
  5. Buscar un nombre que aporte significado y beneficios. Es decir, un nombre que no esté vacío y que tenga peso. No trates de ser muy genérico. Más bien todo lo contrario. Busca ser cuanto más específico mejor para que tu público sepa diferenciarte bien del resto de opciones hoteleras.
  6. Evitar las iniciales a toda costa. El search marketing entiende las siglas como “palabras” muy difíciles de posicionar dentro de los buscadores. Por lo que al final serás una aguja en un pajar.
  7. Escoger nombres cuya primera letra sea lo más próxima posible a las primeras del abecedario. Es importante evitar nomenclaturas que empiecen por X,Y o Z.
  8. Comprobar que el nombre elegido para tu hotel se puede registrar. En el mercado existen millones de marcas y, tal vez, el nombre que has escogido ya está registrado.
  9. Por último, prueba tu nombre de hotel con Google Adwords. Esta es la parte final del search marketing. La que te indicará si has escogido un buen nombre o no.

Por qué es importante escoger un buen nombre de hotel

Las empresas, al igual que las personas, son reconocidas por el nombre que tienen. Su cometes el error de elegir un nombre poco adecuado para tu alojamiento dar marcha atrás será realmente caro. Habría que empezar todo el proceso desde cero, pero añadiéndole el inconveniente de borrar de la memoria de tus clientes el nombre anterior.

El nombre de un negocio es su carta de presentación. Todo aquello que lo define y por lo que seremos recordados. Por este motivo, este es un paso que no debe darse a la ligera. En el momento, en que tu hotel disponga del nombre que se merece, las ventajas empezarán a llegar por sí solas. Un buen nombre implica:

  • Mejor visibilidad frente a la competencia. Los nombres atractivos y fácilmente reconocibles son más fácilmente recordados por los usuarios quienes en sus búsquedas de search marketing preferirán términos sencillos a palabras realmente complicadas.
  • Mayor prestigio de cara a nuestro propio mercado. Los nombres pueden indicar incluso el estatus en el que se desenvuelve un negocio hotelero. A veces, una primera impresión es mucho más importante que todo lo que viene después. Por esta razón, un nombre de hotel que transmita fiabilidad y calidad será antes preferido que otro que pueda parecer mucho más oscuro.
  • Valor de marca aumentado. Con el paso del tiempo el valor de marca se puede ir incrementando o disminuyendo según el propio proceso empresarial del hotel. En un principio, este valor vendrá determinado por el nombre de la empresa y con el tiempo se irá afianzando gracias a sus resultados.
  • La reputación online hoy día es sumamente importante. Ten en cuenta que los usuarios pueden ser tus mejores aliados o tus peores enemigos. Ellos serán los encargados de aumentar tu reputación o disminuirla. Un nombre de hotel que es aceptado por la audiencia suele generar una reputación online que se traduce una mayor cantidad de tráfico web.

Errores típicos al elegir el nombre de un hotel

Lo que en el mundo anglosajón se conoce como naming también tiene su propio catálogo de errores. Hoy en Nivel de Calidad queremos repasarlos contigo para aprender también lo que no se debe hacer a la hora de poner nombre a un hotel.

Estos son los errores más habituales al elegir el nombre de una empresa hotelera:

  1. Poner nombres personales o apellidos. Esta idea se convierte en una elección poco personal y que refleja una escasa creatividad e innovación de cara al cliente.
  2. Escoger un nombre simplemente porque te gusta o te recuerda a algo personal. Lo que debes pensar es antes en tu público objetivo que en ti mismo. Quienes tienen que sentirse identificados con el nombre del hotel son tus clientes y no el propietario.
  3. Elegir un nombre excesivamente largo y que lleve a malinterpretaciones. Los nombres de hotel demasiado largos pueden llevar a interpretaciones que nada tienen que ver con su objetivo inicial.

En definitiva, el comienzo de toda empresa empieza por la elección de un nombre, que como en el caso de los hijos, marcará toda su vida. Por este motivo, es importante tomarse el tiempo suficiente para ello y no dejar esta elección a la ligera.

Comparte con tus amigos










Enviar
Equipo Nivel de Calidad
info@nelyrodriguez.com
No Comments

Post A Comment