diferencias entre SEO y SEM

Aclarando conceptos: diferencias entre SEO y SEM

El marketing es un concepto cada vez más amplio. No es de extrañar entonces que su definición englobe también a otros términos que nos puedan confundir a la hora de ponerlos en marcha. Este es el caso del posicionamiento SEO y el posicionamiento SEM. Para que las estrategias de marketing online den sus frutos es fundamental aclarar las diferencias entre SEO y SEM.

¿Qué es el SEO?

Se conoce como SEO a la estrategia de marketing que se aplica para aumentar el tráfico orgánico de una página web. La popularidad de un sitio online permite que éste sea más rastreable por los motores de búsqueda como Google, e indexado correctamente, con el fin de que aparezca en las primeras posiciones.

Se trata de que una página web sea una de las primeras opciones en las búsquedas de los usuarios, pero sin la necesidad de invertir en publicidad de pago. Las estrategias de marketing para mejorar el posicionamiento SEO son muy diversas y consisten principalmente en: el SEO on Page y el SEO off Page.

¿En qué consiste el SEO on Page?

El SEO on Page trabaja en las optimizaciones que se pueden hacer dentro de una página web para que ésta funcione correctamente, mejorando así su posicionamiento orgánico. En definitiva, se trata de un conjunto de técnicas que hacen la vida más fácil a los buscadores, tales como: disponer de URLs amigables, reducir el tiempo de carga, dar un contenido original y relevante, aportar al usuario seguridad y una buena experiencia de navegación, etc.

El famoso marketing de contenidos o content marketing es una de las estrategias pertenecientes al SEO on Page. Estos son algunos consejos para realizar un buen posicionamiento SEO dentro de una página web:

  1. En cuanto a contenidos, se valora más la calidad que la cantidad. Una página web ha de disponer de una buena estrategia de content marketing orientada a su sector, así como a los gustos y preferencias del público. Los contenidos pobres, sin palabras clave y sin una información relevante solo otorgan mala reputación al sitio web.
  2. Utilizar etiquetas y meta-etiquetas para que los buscadores determinen la relevancia de la página web según su temática.
  3. Prestar atención al título de la entrada, ya que para los buscadores como Google este es uno de los aspectos más significativos. El título de una página es algo así como la descripción de su información. Por ello, debe tener relación con el contenido y ser consecuente con él.
  4. Las direcciones URL han de ser amigables y no sospechosas. Si una URL no describe adecuadamente aquello que se menciona en el título del contenido, es posible que pierda muchos clics y, por lo tanto la redirección de tráfico orgánico hacia ella. Aunque haya plataformas como WordPress que automáticamente generan este tipo de URLs es importante revisarlas antes de publicar, por si lo que se describe en ellas no es exactamente lo que uno quiere expresar.
  5. La importancia de cubrir adecuadamente el apartado de la Meta Descripción. Ahí es donde se encuentra el resumen de una publicación, por lo que éste ha de ser atractivo y capaz de generar interés.
  6. Las imágenes además de enriquecer el texto son fundamentales para un buen posicionamiento SEO. Por este motivo, no hay que olvidar posicionarlas mediante palabras clave y descripciones acordes al contenido.

¿En qué consiste el SEO off Page?

En este apartado entran todas aquellas acciones que tienen lugar fuera de la página web. Es decir, el SEO off Page es todo lo contrario que el SEO on Page. Aunque los dos tipos de posicionamientos son muy importantes para el ranking de un sitio online, lo cierto es que el SEO on Page es el que más influye en este aspecto.

En definitiva, este tipo de posicionamiento trabaja para que una página web pueda ser enlazada con otros sitios online como, por ejemplo, redes sociales, blogs, foros, etc. Es decir, la estrategia principal del SEO off Page es lo que se conoce como Linkbuilding. Conseguir enlaces entrantes hacia una página web para que Google entienda que el sitio es lo suficientemente bueno como para ser compartido. En este sentido hay dos tipos de enlaces:

  1. Orgánicos: esta clase de enlaces se generan de forma natural, en el momento en que otros sitios web enlazan a tu página de forma voluntaria. Sin duda, estos enlaces son los más beneficiosos, pero también los más complicados de obtener.
  2. Artificiales: son los que se consiguen mediante las técnicas del Linkbuilding como la creación de canales de comunicación propios, la presencia en redes sociales, la inclusión de artículos en medios importantes como la prensa y el LinkBating.

¿Qué es el SEM?

Una vez desglosado el concepto del SEO pasamos ahora a explicar en qué consiste el posicionamiento SEM. Esta es una técnica mediante la cual se promocionan las páginas web a través de anuncios de pago, como Google Adwords, por ejemplo.

Una publicación SEM aparece marcada siempre entre las primeras entradas patrocinadas, mientras que los contenidos SEO se muestran inmediatamente después, en un listado aparte. En cuanto a las diferencias entre SEO y SEM, la económica no es la única de ellas:

  • Las campañas publicitarias de pago suponen una inversión, lo cual no significa que las campañas SEO sean totalmente gratis. La opción más atractiva es combinar ambas estrategias para obtener mejores resultados a corto o medio plazo.
  • En cuanto al número de palabras clave también existe una diferencia entre SEO y SEM. Mientras que en el SEO hay un número limitado de palabras clave, en el SEM esta limitación no existe.
  • Si nos ponemos a analizar el coste vemos que en una campaña SEM se paga por las visitas generadas, así como por la gestión de la campaña. En el SEO pagamos por un trabajo de optimización que puede generar resultados positivos o no.
  • El tiempo es también una importante inversión que se realiza en ambos casos. Gracias al SEM los resultados casi se obtienen de forma inmediata, mientras que con el SEO la cantidad de tiempo invertida es mucho mayor.
  • Otro aspecto que vale la pena resaltar es que el SEM es mucho más flexible que el SEO en cuanto a los cambios que pueden surgir dentro de una campaña.
  • El SEO cada vez es más difícil de medir, mientras que los resultados SEM son más fáciles de monitorizar.

A modo de conclusión, cabe la necesidad de resaltar que ambas estrategias son necesarias, ya que se ha venido demostrando que una sin la otra no consiguen los objetivos de una web por sí solas.

Comparte con tus amigos










Enviar
Equipo Nivel de Calidad
info@nelyrodriguez.com
No Comments

Post A Comment